Concurso Playa de Palma (2007)


La propuesta persigue, ante todo, la re-conexión de los “paquetes” urbanos existentes mediante la colonización de la parte trasera de la Playa de Palma, construyendo un final o remate urbano que enlaza todo el ámbito.

Estos espacios de final o remate buscan dotar de una imagen unitaria identificativa de la Playa de Palma y representativa de la voluntad de renovación de la zona.

La re-conexión se apoya en la definición de un sistema viario principal que - complementado con las redes de tranvías e itinerarios peatonales- estructura el sistema de grandes espacios libres y los equipamientos de diverso rango.

Otro de los ejes de la propuesta es la reordenación de los usos que permita las operaciones de esponjamiento-transferencia de aprovechamientos, la modernización y renovación de la planta hotelera, la dotación de equipamientos y zonas verdes, y el mejor balance de las densidades residenciales.

La función de puente entre el mar y el territorio trasero es fundamental. A tal efecto la propuesta es muy consciente de la necesidad de evitar que el espacio urbanizado devenga una gran muralla edificada, por lo que mantiene las suficientes rupturas como asomadas al mar y consolidación de los corredores de conexión entre la costa y el entorno rural.

Se persigue la continuidad de los grandes espacios libres y su engarce con la malla estructurante de itinerarios peatonales que recorren todo el ámbito y se prolongan hacia Palma el entorno rústico.


Equipo redactor Memoria